Quienes somos
RED UNO DE BOLIVIA
La Red Uno de Bolivia es una de las principales protagonistas del fenómeno de la televisión privada en Bolivia, en 1985 sus primeros propietarios concretaron la compra de la frecuencia VHF, lanzaron sus primeras emisiones de carácter experimental el 1 de julio del mismo año y el 24 de noviembre de 1988 comenzaron sus emisiones regulares.
En 1991 entro en una etapa de consolidación definitiva como canal, la política de sus nuevos ejecutivos de querer promocionar gente nueva y profesional produjo resultados muy satisfactorios, se conformó una programación comercial, se instalaron equipos nuevos y se emprendieron también actividades paralelas a las de la comunicación.
Su estrecha relación con las productoras asociadas le permitió llevar a los hogares los más prestigiosos programas nacionales, la exhaustiva selección de programas extranjeros ofreció al televidente un abanico de posibilidades del más alto nivel, lo que combinado con la adecuada tecnología y un equipo humano motivado fueron factores para que Canal 11 sea una empresa eficiente y paralelamente una profesional estación televisiva. Asimismo, se afianzo la Red Uno TV (Unión Nacional de Organizaciones Televisivas) conformada por los canales 11 de Oruro, 13 de Santa Cruz y 6 de Cochabamba, desarrollando un trabajo importante de intercambio de información.
No se escatimaron esfuerzos ni inversión para seguir ofreciendo la mejor televisión, incrementar la audiencia y constituirse en un medio de comunicación que llegue a todos los rincones del país. Los resultados no se hicieron esperar y es cuando finalmente se consolida la Red Uno de Bolivia.
De igual manera se logró desarrollar un agresivo plan de inversiones a fin de poner a disposición del público boliviano no solo lo último en tecnología digital sino el más grande set televisivo y una infraestructura adecuada. Solvencia, organización, dinámica permanente y un recurso humano altamente calificado, permiten a la Red Uno de Bolivia estar a la vanguardia de los cambios y renovaciones que exige el mundo de la televisión.