Calificación
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (14 votos, promedio: 4,36 de 5)
Cargando…

Hasta ahora el uso del polígrafo había sido el método de uso legal de mayor precisión técnica para detectar mentiras. Sin embargo, el avance científico está explorando nuevas rutas para separar la paja del trigo y revelar las situaciones en que una persona miente.

Neurocientificos de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos) han desarrollado una técnica que es capaz de detectar las mentiras de una persona basada en la observación de regiones del cerebro vinculadas a la toma de decisiones.

Esta observación es posible gracias a la información que proporcionan las Imágenes de Resonancia Magnética funcional (IRMf). La técnica de las IRMf proporciona un grado de precisión del 90%; un valor altamente significativo por ser estable si se contrasta con la variación de la confiabilidad de los datos que arroja el uso del polígrafo.

La nueva técnica constituye un procedimiento clínico y de investigación que busca las mentiras en la dinámica del cerebro, a diferencia del polígrafo que se basa en la detección de reacciones psicológicas como el pulso cardiaco, presión sanguínea, respiración y transpiración, indica el estudio publicado en el Journal of Clinical Psychiatry.

Si bien esta técnica aún no ha sido aceptada formalmente como herramienta auxiliar en procesos judiciales, su eficacia podría superar las debilidades del polígrafo si se considera que éste ha sido burlado en algunas ocasiones por ‘avezados mentirosos’.

Por ahora, los investigadores que han desarrollado esta técnica buscan métodos que permitan complementar el uso del polígrafo y la IRMf con el propósito de alcanzar conclusiones que alcancen el máximo de confiabilidad y precisión en los datos obtenidos.

Compártelo en redes sociales

Comentarios

comments

El GPS te apaga zonas del cerebro
Si conduces con GPS, tienes que saber esto. Conducir sin apoyo sube la actividad cerebral.
LEER MÁS